sábado, 2 de junio de 2012

TARTA DE "CARS"

Y recién entregada llega una de las tartas orgullo de mi colección!!!
Esta es la tercera tarta que le hago a Cristina, aunque esta vez, evidentemente es una tarta infantil, para su sobrino, que cumple su primer añito. Estas tartas son para los peques, pero en gran parte también para los mayores, que aprovechamos las ocasiones para disfrutar de nuevo de las emociones de la infancia. Y sí, estas tartas crean ilusiones, arrancan sonrisas y, a veces y con suerte, admiración. Cuando eso ocurre, sientes que no es un trabajo más, sino un trabajo redondo. Es verdad también que en momentos así recuerdas instantes de su elaboración en que creías que todo se vendría abajo, que saldría mal, y sonríes para tí misma mientras exhalas despacito por si acaso...

Tenía ya ganas de tener esta cita con Rayo Mcqueen, Luigi y Mater y cuando Cristina me dio su confianza para diseñarla a mi gusto, pues eso, que casi hiperventilé de pura felidad. La única consigna: el escudo de Porsche con el nombre del niño (a petición de su padre, claro). De ahí nació este boceto y montones de ilusión.
Y aquí los detalles de la tarta, con sus relieves, el escudo y Rayo presidiendo desde la altura el cuadro:



Es un bizcocho almendrado al aroma de cacao, relleno de ganaché de chocolate con leche y ganaché de chocolate blanco. El Rayo Mcqueen está modelado con la técnica RKT que os enseñaré en la próxima entrada y con fondant y pasta de goma, mientras que los relieves están hechos con fondant y matizados con colorantes y brillos en polvo.

2 comentarios:

  1. Gracias, guapa! Las tartas de nenes me encantan, tienen algo especial

    ResponderEliminar